¿ Están o no las dietas exentas de tributar en el IRPF?

Las dietas abonadas a los trabajadores por la realización de su trabajo en un municipio distinto de su lugar de trabajo habitual  y de su residencia están exentas de tributar en el IRPF.

Se deben acreditar los días y lugares de desplazamiento y no se pueden superar los límites según el lugar de destino establecido en el RD 439/2007. art.9. A.3.

En el caso de que el importe de las dietas superen los límites establecidos legalmente, la empresa deberá cotizar por el exceso, y los trabajadores también deberán tributar en el IRPF por dicho exceso.

Si el desplazamiento a un mismo destino no supera los nueve meses de forma ininterrumpida. En dicho cómputo no hay que descontar las vacaciones ni otras suspensiones del trabajo, como el caso de una incapacidad temporal.

En cuanto a los gastos de locomoción. Si la empresa paga los gastos de locomoción soportados por el trabajador por haberse desplazado con su vehículo propio, el importe estará exento hasta el tope de 0.19 euros por kilometro recorrido. También estarán exentos los gastos de peaje y aparcamiento que se justifiquen.

Si el trabajador utiliza medios de transportes público, estará exento el importe del gasto que se justifique con el billete.

Según Hacienda, las dietas sólo quedan exentas cuando quien las percibe es un trabajador por cuenta ajena con relación laboral. Es decir aquella persona sujeta a las notas características de toda relación laboral, fundamentalmente ajenidad y dependencia.

Podría entenderse que el importe de dietas de  aquellos socios de sociedades mercantiles sin control efectivo de la sociedad,  sujetos a un horario o siguen órdenes de quien posee el control efectivo de la entidad y quede acreditado el carácter laboral de la relación podrían estar dichas dietas exentas de tributar por el IRPF.

 

Fatima Muñoz Maldonado

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

diecisiete − 16 =